NOS GUSTA EL PERFECCIONISMO

RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS COMPLEJOS QUE OTROS NO HAN PODIDO AFRONTAR O RESOLVER

NOTICIAS

15-6-2021 UNOS SEGUNDOS...

Ayer vimos a Biden, en plan esfinge, sin mover un solo músculo, avanzando hacia la sala de actos en la reunión de la OTAN en Bruselas y a un Pedro Sánchez solícito, hablándole, como susurrándole al oído.

 

No sabemos si Biden oía, si se había enterado de quien estaba a su lado, pero Sánchez ha asegurado casi solemnemente que «a pesar de la brevedad de la primera toma de contacto, había hablado con Biden sobre los lazos militares de España con EE.UU, migraciones y la agenda progresista del gobierno.» Realmente una agenda muy apretada para exponerla en pocos segundos. Una virtud que aún no conocíamos en el Presidente.

 

Mejor habría sido que los portavoces de la Moncloa se hubieran callado. Que no hubieran dicho nada. Porque el ridículo ha sido evidente. Un ridículo que no afecta solamente a la persona del presidente, que esto sería una cuestión menor, sino que el gesto de indiferencia, de desinterés, afecta al país que Sánchez representa.

 

Pintamos poco. Esto ya lo sabíamos, pero no hacía falta que se escenificara con una imagen tan reveladora.

 

He dicho en otras ocasiones que la debilidad del gobierno es perfectamente conocida más allá de nuestras fronteras.

 

Lo de Biden es un ejemplo más.

 

Y no será el último.

 

Martes, 15 de junio de 2021

14-6-2021 LOS PERIÓDICOS

Los periódicos y en general los medios de información son naturalmente un negocio. Mejor dicho, intentan ser un negocio porque a veces lo que hacen es perder dinero.

Y si pierden dinero buscan la forma de reequilibrar su balance. Y en ocasiones la fórmula se encuentra en las subvenciones que el Estado central o las autonomías otorgan a los medios de información.

Todo esto a los lectores en muchas ocasiones se nos olvida y partimos de una supuesta independencia de los medios informativos.Tanto desde la perspectiva de la propiedad de estos medios como de los periodistas que escriben en los mismos.

 

Y nos cuesta asumir que si el periódico es propiedad de una empresa privada y es por tanto un negocio, lo que tendrá que hacer  es buscar fórmulas para mantener una cuenta de resultados positiva.

 

Y también olvidamos que los que escriben en los periódicos tienen todos una ideología.Y que por mucho que traten de hacer abstracción de esta ideología cuando escriben, en muchas ocasiones no lo consiguen. Del mismo modo que existen también otros compañeros que de una forma muy clara y tendenciosa, al margen de la realidad y de la verdad, escriben en función de sus propios objetivos y creencias políticas.

 

En España esto lo estamos viendo a diario. Un ejemplo muy claro de ello lo es La Vanguardia en la que yo fui editorialista y articulista hace muchos años .

En función del tiempo político que se vive, -La Vanguardia pasó por una guerra civil por una dictadura y ahora por una democracia, -el periódico ha tenido que irse adaptando a esta realidad cambiante.

Y todo ello naturalmente para poder seguir subsistiendo, buscando fórmulas de reinvención para ir acomodando sus contenidos a los patrones de conducta de los que mandan.

Y ello pasa también hoy, por unos titulares que sean aceptados y sean complacientes con el poder.

 

Si hiciéramos un inventario de los medios informativos en España y del color de los mismos o de sus tendencias, llegaríamos a la conclusión que en su mayoría mandan las izquierdas o el llamado progresismo. Seguramente sus propietarios habrán llegado a la conclusión de que venden más ejemplares siguiendo estas consignas o que con los profesionales con los que cuentan, no tienen otra alternativa.

Y esto es lo que tenemos en España. Son los medios de información que orientan a la opinión pública.

 

Y así estamos. Y no creo que esto cambie.

 

lunes, 14 de junio de 2021

11-6-2021 SI YO FUERA LAGARDE...

Si yo fuera la Sra. Lagarde,- es un decir-, la presidenta del Banco Central Europeo, también me lo pensaría antes de dar por terminada la política de dinero fácil para tratar de neutralizar los perversos efectos de la pandemia. Por mucho que se diga que la recuperación tendrá forma de la mágica «V», es aún muy pronto para lanzar las campanas al vuelo.

 

Especialmente en España. Los ERTES siguen aún vivos y afectan a muchos miles de personas que no saben que sucederá cuando se termine este período. Aunque muchas empresas ya han cerrado,- zombies o no-, veremos que sucede con la vuelta a la «normalidad». Se habla mucho de los fondos europeos, pero los 24.000 millones previstos que lleguen este año, no van a ser suficientes para sostener una débil recuperación.

 

Seguiremos por tanto llamando a la puerta del BCE, en busca de liquidez. Más préstamos que contribuirán a incrementar el enorme volumen de deuda pública que tenemos. Pero no hay otra alternativa. Y si el BCE nos da facilidades y los intereses siguen por los suelos, podremos refinanciar lo que vaya venciendo cada año y cubriendo los déficits esperados del presupuesto. ¿Hasta cuando?

 

Pues Bruselas nos ha pedido que presentemos una serie de medidas que contribuyan a modernizar nuestras estructuras económicas. Pero en absoluto soy optimista. El Gobierno espera que el dinero de los fondos europeos llegue, sin que antes exista una mínima auditoría o una verificación de las novedades legislativas que se propongan. ¿Porque?. Pues porque el coste político de los cambios para Sánchez podría ser inasumible para su gobierno. Recuerdo que Yolanda Díaz la ministra de Trabajo regresó recientemente de Bruselas, manifestando que los socios comunitarios se habían mostrado muy satisfechos sobre las propuestas de la ministra. Esto es, una ministra que ya ha dicho que quiere derogar la reforma laboral, una reforma que en la UE se desea, se mantenga. ¿A quien vamos a creer?.

 

Con el BCE y con el dinero que llegue de la UE iremos tirando. De momento y hasta fin de año, sin problemas. Esto es cada vez más endeudados pero con dinero, con liquidez en las arcas del Estado.

 

viernes, 11 de junio de 2021

11-6-2021 .... Y MÁS DE LO MISMO

Ahora Sánchez dice que es hora de empezar un tiempo nuevo. Que con la concesión de los indultos se abre una nueva etapa. De concordia y de entendimiento. Que hay que ser generosos y magnánimos.

 

Y una vez concedido el indulto, se va a abrir una «mesa de negociación». Entre Catalunya y España. Aunque Catalunya ya sea España. ¿Con qué objeto?. Ah, no se sabe. Porque por una parte está la Constitución y por otra la independencia. Los mismos planteamientos de antes. La mesa de diálogo existía ya antes de la pandemia. Y no influyó ni llegó a ninguna parte. ¿Qué ha cambiado ahora?.

 

Pues lo único que ha cambiado,- si constituye realmente un cambio-, es la necesidad absoluta de supervivencia del presidente Sánchez recostado a la vacilante muleta de Esquerra Republicana. Para agotar la legislatura. Un par de años.Los dos se necesitan. Los dos comen del poder. La supervivencia como valor máximo.

 

Y para conseguirlo vale todo. Medias verdades, medias mentiras. O enteras. Lo que sea.

 

viernes, 11 de junio de 2021