NOS GUSTA EL PERFECCIONISMO

RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS COMPLEJOS QUE OTROS NO HAN PODIDO AFRONTAR O RESOLVER

NOTICIAS

7-10-2021 CONSEJEROS "INDEPENDIENTES"

Cuando está por finalizar la OPA del fondo de pensiones IFM sobre Naturgy, la energética cotizada controlada por la Caixa, vuelve a hablarse de los consejeros independientes, de su número e influencia en el Consejo, en la medida que su presencia pueda contribuir a inclinar la balanza del poder societario en uno u otro sentido.

 

IFM ya ha afirmado que si consigue obtener un 17% del capital quiere dos miembros suyos en el consejo. Y ahí empieza la batalla porque este objetivo puede poner en riesgo los planes y estrategia de Caixabank en Naturgy.

 

¿Y que sucede con los consejeros independientes?. Naturgy tiene cuatro o cinco, creo recordar. Bien, tendríamos que preguntarnos en primer lugar si en esta sociedad y en general en las empresas con miles de accionistas, existen realmente consejeros «independientes». Esto es si solo lo son nominalmente o de hecho representan a unos intereses más o menos perceptibles.

 

Mi opinión es la de que los consejeros de esta naturaleza son poco «independientes». Aunque lo deseen, lo quieran o les parezca que lo son. Porque, ¿quién los ha nombrado?. Me direis claro, que la Junta General de accionistas. Ciertamente. Pero con anterioridad a ello tendrá que haber una propuesta de alguien. Porque si no la hay la propuesta no se incluirá en el Orden del Día.

 

Y la propuesta, se quiera o no, partirá del presidente, de personas vinculadas al Consejo y/ o en todo caso tendrá que contar con el Visto Bueno del presidente y de los accionistas mayoritarios. ¿Normal?. Si nos regimos por un principio capitalista lógico, – esto es, en la sociedad quien manda es quien tiene mayoría en el capital-, la designación de este tipo de consejeros por el mecanismo antes expresado forma parte de esta normalidad.

 

Con lo cual tendríamos o tendremos que llegar a la conclusión que los consejeros «independientes», son unos consejeros dominicales más y que de independientes tienen poco. Porque lo más seguro es que se alineen siempre o casi siempre con las decisiones del socio mayoritario o de control. No sé si existen estadísticas al respecto, pero me atrevo a afirmar que este juicio mío se acerca muy y mucho a la realidad.

 

Lo que sucede es que en este invento del «buen gobierno» y después de la «responsabilidad social corporativa» , se ha intentado «humanizar» y «socializar» el mundo de la empresa. Que el capital mire menos al beneficio y más al entorno social. Que los que mandan en la empresa, se vea menos que mandan, esto es, edulcorar el poder.

 

Lo de Naturgy me atrevo a pronosticar que va a terminar bien. Bien para la Caixa.

 

Aunque los tiempos empiezan a estar revueltos.

 

jueves, 7 de octubre de 2021

19-9-2021 UNAMUNO, HOY

Hallo, como olvidada, una edición de la Colección Austral, «Por tierras de Portugal y España» de Miguel de Unamuno. Un conjunto de artículos sobre ciudades y pueblos de los dos Estados.

 

Encuentro en la página 93 uno dedicado a Barcelona. Escrito en el año 1906. O sea hace muchos, muchísimos años. Unamuno había pasado en noviembre de aquel año unos días en la ciudad.

 

Y dice,- copio- de algunos pasajes lo siguiente: » la especial megalomanía colectiva o social de que está enferma Barcelona les lleva a la obligada consecuencia de la megalomanía, a un delirio de persecuciones también colectivo y social. Y así hablan de odio a Cataluña y se empeñan en ver en buena parte de los restantes españoles una ojeriza hacia ellos, hacia los catalanes- más bien los barceloneses-,estimándolo acaso hijo de envidia. Y tal odio no existe. No existe el odio a Cataluña ni a Barcelona, ni existe la envidia tampoco. Lo que hay es que los españoles de las demás regiones han estado constantemente ponderando y exaltando la laboriosidad e industriosidad de los catalanes- son los demás españoles los que han hecho el dicho de, «los catalanes de las piedras sacan panes», y con esto les han recalentado y excitado esa nativa vanidad que con tanta fuerza arraiga y crece bajo el sol del mediterráneo. Y esa vanidad que se masca en el aire de Barcelona, hace que las gentes sencillas y modestas -el castellano, a vuelta de otros defectos, es sencillo y es modesto hasta en su altivez- al encontrarse en aquel ambiente de agresiva petulancia, se sientan heridas y molestas…»

 

Año 1906, hoy 2021.¿ Qué hay aún de verdad, de ficción, de exceso en estas reflexiones si las trasladamos a lo que ahora sucede entre nosotros?

 

¿Puede ser que cien años hayan servido de poco, para enterrar viejos complejos y prejuicios?

 

Pues, puede ser.

 

19 de septiembre de 2021

3-10-2021 BANCOS, CAFÉ Y COPA

Leo en una oficina del Banco de Santander,- amplios locales- ubicada en la planta baja de una arteria importante de mi ciudad: «Tu Banco. Nuevo modelo de atención. Cajas de última generación. Tu espacio de Cowork. Acontecimientos. Salas de Reuniones. Wifi gratuito. Tu cafetería. Cafe. De especialidad. Exquisiteces»

 

Bien, me pregunto si próximamente, tras un paréntesis temporal más o menos largo, me encontraré con alguna oficina del mismo banco que ofrezca, «sala de baile, sala de juegos, casino, ruleta y bacarrá, apuesta y gane» porque no me negareis que lo del café, las exquisiteces, no constituye ya un preludio que permita augurar novedades semejantes a las expuestas.

 

¿Y en qué queda entonces el servicio propiamente bancario? ¿De atención al cliente que tiene interés en conocer condiciones y características del préstamo personal, hipotecario? ¿De actividades vinculadas al mundo de la empresa?. Pues según me llueven las informaciones, hoy en día el correo, el Mail es el rey de comunicación con la entidad bancaria. Ha quedado ya en el olvido, desterrado el diálogo con el director de la sucursal, que se constituía como una especie de confesor del cliente, tratando de encontrar la solución a un problema determinado.

 

Lo he tratado ya en otras ocasiones en este blog. La nuevas tecnologías han convertido a las relaciones banco/cliente, en un asunto absolutamente impersonal, frío, casi anónimo. Y me pregunto si las cuestiones de dinero, del bolsillo pueden tratarse así, en la distancia, sin el contacto frecuente y personal entre quién presta y quién recibe el dinero.

 

Uno de los primeros bancos del país, ha explicado que la reducción de oficinas que se está produciendo, ha venido marcada en parte, por la importante reducción también de operaciones que se han venido realizando en las oficinas de forma presencial.

 

Lo del cafe, pastas y cowork seguro que es lo que se va a llevar una temporada. Pero no está claro que éste sea el final de las oficinas bancarias.

 

Lo pongo seriamente en duda.

 

domingo, 3 de octubre de 2021

25-9-2021 "SALVEDADES"

Esta semana nos hemos desayunado con la noticia de que en China puede producirse una pandemia financiera importante. La inmobiliaria Evergrande debe a sus acreedores más de 300.000 millones de euros y posiblemente tendrá que ir al concurso de acreedores.

 

Pero lo notable de la historia es que la auditora, una de las grandes, PwC,- Price WaterhouseCoopers-, hasta esta fecha, verificando los balances y cuentas de resultados de la inmobiliaria, nunca ha expresado dudas o reticencias acerca de la salud económica del grupo. Esto es, la auditora se ha pronunciado «sin salvedades» sin condicionamiento alguno que pudiera limitar el desarrollo o la supervivencia futura de la sociedad.

 

¿Y cómo puede haber sido ello posible?. Claro que las auditorías a lo largo de los años han tratado de perfilar muy y mucho, los criterios, el lenguaje utilizados a fin de deslindar la responsabilidad del auditor del propio administrador o consejero de la sociedad. Y así se ha utilizado y se sigue utilizando un lenguaje críptico, para iniciados, precisamente para cuidar que algún día no se pueda perseguir al auditor firmante por las actuaciones realizadas.

 

Pero por mucho que se haya intentado salvar las responsabilidades en el trabajo del auditor, éstas están ahí. Los riesgos no pueden evitarse en su plenitud. Y cuando se sentencia que los números de Evergrande no han de generar nervios ni inquietud alguna, la responsabilidad que se contrae es irrenunciable.

 

El problema para la empresa, -Evergrande- y para el auditor -PwC- era la de explicar la realidad. Una realidad vinculada al mercado inmobiliario chino, al peculiar funcionamiento del mismo, a los instrumentos financieros utilizados, a los generosos intereses pactados y a la capacidad de que el negocio pudiera seguir amortizando el enorme endeudamiento existente. Una actividad que solamente podía evolucionar favorablemente si los parámetros de la coyuntura del país, se mantenían con todo el viento a favor. A PwC le correspondía alertar primero a los ejecutivos de Evergrande de los peligros que la estructura del balance podía suponer para el futuro, de la necesidad de restringir o limitar progresivamente su actividad y naturalmente en función de las impresiones recibidas, dar cuenta de ello en los informes de auditoría. Ni más ni menos. Porque ésta es también la función del auditor.

 

Porque los inversores apuestan por las empresas con auditorías «sin salvedades», en la confianza de que ello es sinónimo de salud financiera y de un futuro con menos incertidumbres.

 

Comprendo la dificultad de la auditora que cobra mucho dinero por los trabajos de auditoria y otros de asesoría por reflejar en los informes la verdad de lo que sucede. Y más cuando ello pone en riesgo las oportunidades de la propia empresa auditada.

 

Pero para esto sirve la auditoría. Sino es para esto, ¿Para qué entonces?

 

sábado, 25 de septiembre de 2021