NOS GUSTA EL PERFECCIONISMO

RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS COMPLEJOS QUE OTROS NO HAN PODIDO AFRONTAR O RESOLVER

NOTICIAS

11-2-2022 EL PRECIO DEL DINERO

No está tan claro que si se incrementan los tipos de interés por parte de los bancos centrales,- el banco de la Reserva Federal o el europeo,- se contenga la inflación. Este es el objetivo que se pretende conseguir,  pero después de la parálisis que ha significado la pandemia y la pérdida tan importante del producto interior bruto de muchos países, puede suceder también que un incremento del precio del dinero conduzca también a la contención de la actividad económica y no produzca la recuperación esperada con la necesaria intensidad.

 

Porque en definitiva no ha sido el causante de la inflación el bajo nivel de los tipos de interés. Creo que en esto podemos estar la mayoría  de acuerdo. Han sido los problemas derivados de los suministros de materias primas, de distribución y transporte los que han generado problemas en la oferta de productos y en consecuencia han sido los causantes de los aumentos de precios derivados de estas tensiones. Si esto es así, el incremento del precio el dinero ,caso de de ser sustancial, no iba a propiciar la recuperación de los niveles de PIB anteriores a la pandemia y con ello la consolidación del crecimiento. Cuidado por tanto con lo que se vaya hacer en este ámbito en los próximos meses. Christine Lagarde parece que es mucho más prudente que su homónimo del Banco de la reserva Federal.

 

Y creo que esta prudencia por ahora se ha mantener.

 

viernes, 11 de febrero de 2022

11-2-2022 DIRIGISMO

Puede ser el substantivo adecuado. Aunque posiblemente haya alguno mejor dada la situación en la que nos encontramos.

Me refiero al salario mínimo. La flamante ministra de trabajo ha agradecido a los sindicatos que le hayan apoyado en el incremento a mil euros de este salario mínimo. Claro que no podría ser de otro modo. Salario, que si es por catorce mensualidades, herencia de la época franquista, resulta superior a los mil euros anunciados aunque de esta cifra final, nada se haya dicho.

¿Quién ha de pagar este salario?. Pues Yolanda Diaz, no. Y los sindicatos tampoco. Quien tendrán que pagarlos son las empresas que en absoluto han negociado sobre el particular. Puro, claro, definitivo, «dirigismo».

Para los autónomos, pequeñas empresas, el mundo agrícola, el problema no es tanto la aceptación de un mínimo,- naturalmente todos queremos que los ciudadanos vivan lo mejor posible- sino mucho más si la actividad económica que se desarrolla, el grado de productividad existente, permite el mantenimiento de unos costes semejantes.

 

Un alto representante de los sindicatos decía a raíz de este aumento del salario minimo que “si las empresas no podían asumir el pago de mil euros de sueldo mínimo, se lo tendrán que hacer mirar” refiriéndose naturalmente al sentido que podía tener el mantenimiento de una actividad que resulta incapaz de generar unos mínimos ingresos y una mínima rentabilidad.

Y este es el problema. Y la triste realidad existente en España. Autonomos, pequeñas y medianas empresas que luchan día a día, intensamente, por mantener esta supervivencia  y mantener igualmente unos puestos de trabajo. Sí, a todos ellos les afecta la medida.

 

Y no está tan claro que ministra y sindicatos hayan pensado seriamente en todo ello.

 

Mas bien, no.

 

viernes, 11 de febrero de 2022

11-2-2022 BRUFAU, FAINÉ

Naturalmente quien tiene poder en una compañía quiere mantenerlo. ¿A toda costa? Bueno ahí está el problema. Esto es, el equilibrio, difícil, a veces imposible, entre los accionistas y los administradores. Con los administradores sucede que si están muchos años en el cargo, llegan a la conclusión que son los propietarios de la empresa. Y por otra parte los accionistas a veces pretenden tener más influencia que lo que su paquete de acciones les pueda dispensar. Así con un discreto veinte por ciento quieren mandar como si tuvieran el cien, pero ahorrándose tener que comprar las acciones a los demás accionistas.

 

Con Repsol puede haber pasado algo semejante. Ante un ataque de un accionista minoritario que quiere hacerse con el poder,- léase Luis del Rivero-, Brufau y Fainé, que son quienes de hecho mandan, reaccionan. Brufau como administrador de la petrolera, se supone, ha de mantener una exquisita neutralidad. El administrador, no se olvide, es un fiduciario un servidor de los accionistas. De todos. Y el accionista,- La Caixa/Fainé-, también ha de mantener un exquisito cuidado en no influenciar al administrador en cuestiones que afectan al control de la compañía.

Y claro, tampoco se puede utilizar el dinero de la empresa, que es de los accionistas, para defender alguna posición

Y esto es lo que puede haber sucedido.

Bien, los tribunales tienen la última palabra. La Audiencia vuelve a la carga en este asunto que sigue el rastro de Villarejo.

 

viernes, 11 de febrero de 2022

30-1-2022 UN ERROR

Sí, creo que los alemanes se equivocaron. Angela Merkel abandonó demasiado pronto la tutela de los combustibles fósiles para abrazar las energías alternativas. Tomaron la decisión de clausurar en pocos años las centrales nucleares y ahora ya no hay posibilidad de volver a revertir esta medida. Con el carbón llevan años despidiéndose y cerrando las principales cuencas mineras. Todos sus esfuerzos han venido dirigidos al incremento de las instalaciones eólicas y solares. En un país con una metereología complicada y con un sol que calienta poco. La apuesta se ha hecho con el gran objetivo de combatir el cambio climático. Un cambio que se estima inexorable. Y que piensan que pueden combatir con la sustitución de las viejas fuentes de energía. Y ganar. Porque si no se va a ganar, uno puede muy bien preguntarse para qué va a valer tanto esfuerzo y tanta inversión. En un país además minúsculo si lo comparamos con China, Rusia o la India.

 

Y queda por supuesto el gas. El gas no es energía verde, aunque pueda parecerlo, por ser más limpia que el carbón o el fuel. Y con el gas Alemania se ha convertido en dependiente de su gran vecino del Este. Ha pasado o está pasando, de una economía basada en unas fuentes de energía sucias, pero propias, a otras en las que la política va a tener bastante que ver. No va a ser posible que la economía industrial germana se sustente en su totalidad con el sol y el viento y forzosamente tendrá que volver la vista a otras fuentes tradicionales incluyendo la puesta en marcha del Nordstream 2, la conducción que transporta el gas desde las frías regiones rusas cercanas al Polo a la costa alemana. Schröder,el que fue canciller socialista del Gobierno hace unos años, convertido en asesor de Gazprom, ha sido uno de los artífices del proyecto.

 

Lo que está sucediendo en Alemania en este ámbito,- que podría interpretarse como una avanzada de lo que debería ser en un futuro para otros países,- genera unas dudas muy notables. Los franceses ya han dicho que no. Que la energía nuclear no se toca. Y este puede ser el principio de una evolución en esta revolución verde que parecía imparable.

 

Porque, además ¿Vamos realmente a poder dominar los designios de la naturaleza?

 

Ya me direis.

 

domingo, 30 de enero de 2022