NOS GUSTA EL PERFECCIONISMO

RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS COMPLEJOS QUE OTROS NO HAN PODIDO AFRONTAR O RESOLVER

NOTICIAS

14-12-2021 EL "PONZI" DEL ESTADO

Imagino que algunos o muchos recordaréis lo que sucedió en Estados Unidos hace ya algún tiempo, el gran escándalo que generó un sistema de ahorro/ inversión que recordaba al invento italiano Ponzi y que llevó a su protagonista Madoff a la cárcel, con muchos años de presidio a sus espaldas. Falleció, ya . El invento consistía en que los inversores actuales pagaban los rendimientos y la devolución del capital de los antiguos sin que el sistema generara suficientes retornos que permitieran su mantenimiento. Al final todo se desmoronó. Y hoy, aún no han finalizado sus secuelas.

 

Pues bien lo que sucede en la actualidad en España con las pensiones no es ni mas ni menos que un Ponzi estatal. Esto es, se pagan las pensiones de los jubilados con los ingresos que van aportando los que trabajan en la actualidad.

 

Y el problema está ahí. Cuantos menos trabajen, cuanto mayor sea el paro, más dificultad existirá de que se puedan seguir pagando las pensiones, porque la edad de los jubilados también cada vez se alarga más.

 

Claro, este sistema  solamente se puede sostener porque detrás está el Estado. En el supuesto de que se produjera una insuficiencia en el pago de la deuda a los jubilados, tendría que ser el Estado vía presupuestos quien supliera este déficit.

 

Esto es lo que se ha estado discutiendo estas últimas semanas por parte de los interlocutores sociales. Pero en definitiva y al margen de cálculos actuariales muy complejos que pudieran hacerse, el asunto es tremendamente sencillo.

 

En definitiva lo lógico sería que lo que uno va pagando a lo largo de su vida laboral para asegurar el futuro de su jubilación,  se haya podido capitalizar, de manera que cuando la misma se produzca, pueda vivir de aquella capitalización, es decir de lo ahorrado y de los rendimientos que se han producido. Pero esto no es así y mientras no lo sea, el Estado tendrá que arbitrar otras fórmulas más extrañas, más ilógicas, irracionales. Y también que la gente trabaje más y en definitiva que sean los ciudadanos los que luego paguen los déficits presupuestarios que se produzcan por este concepto.

 

Algún día deberemos  pensar en cambiar el sistema. Por ahora estamos lejos de ello.

 

14 de diciembre de 2021

12-12-2021 LO SOSTENIBLE

Difícil por no decir imposible que podamos revertir los cambios en el orden climático. Por mucho que los países más desarrollados lo intenten. Por mucho que se busque la sustitución de fuentes de energía sucias, por otras como el sol y el viento. Estoy muy convencido que todos estos esfuerzos no serán suficientes.

 

¿Porqué?. Pues simplemente y en primer lugar porque los países más poblados no han asumido este reto. Ni China., ni la India, por ejemplo. Y continentes como África están al margen de esta tendencia. Muy bien que Alemania quiera convertirse en la pionera en el empleo de las energías alternativas, en líder de la economía verde. Pero con Alemania y aún la solidaridad de sus vecinos de la Unión Europea, no va a ser suficiente. Una gota en un océano.

 

Existen aún muchas, demasiadas poblaciones en el mundo que suspiran por llegar a un mínimo, en su afán por la pura subsistencia. ¿Cómo, entonces, considerar que el cambio climático es lo más inmediato, lo más urgente?.

 

Indudable. Los que se preocupan de este fenómeno, son los ricos. Los países en los que el llamado «Estado del bienestar» constituye un objetivo y una regla de convivencia. Para los demás, lo más inmediato es como digo, la lucha por acceder a una vida digna.

 

Además, ¿Estamos tan convencidos que la evolución del clima se debe única y exclusivamente a la acción humana?. ¿No tiene en absoluto nada que ver el hecho de que la tierra que nos acoge desde hace siglos, sigue también un curso cambiante, al margen de lo que nosotros, con el mejor ánimo, esfuerzo y voluntad, queramos incidir en este cambio?.

 

Claro que no es una cuestión de pura «dominación». ¿Quién domina a quien?. ¿La acción del hombre puede llegar a dominar al planeta tierra?. ¿O es que seguimos siendo tributarios, súbditos de sus comportamientos, de su propia evolución?.

 

Pienso que es lo último lo que realmente sucede. Y que nos hemos creído que con toda la batería de políticas medioambientales vamos a conseguir detener la marcha inexorable del mundo terrestre que nos acoge.

 

Si este es el objetivo, que sin duda es la estrategia de los que nos gobiernan, dudo, dudo mucho que se llegue a alcanzar.

 

Porque, o habremos llegado ya tarde a generar estas inquietudes y esta problemática, o bien la tierra,- nuestro interlocutor en estos quehaceres,- seguirá haciendo oídos sordos a todo lo que hagamos, para intentar dominarla.

 

¿Se puede llamar a esto escepticismo?. Pues, sí. Pero algo de verdad hay en ello. Seguro.

 

12 de diciembre de 2021

22-11-2021 BARCELONA SECUESTRADA

Hablo con un agente inmobiliario del barrio gótico barcelonés, y me dice que en esta zona el mercado está muerto. Los noruegos, ingleses, italianos que compraron allí un apartamento quieren vender. Quieren irse. ¿Porque? Inquiero a mi interlocutor. Me contesta que el encanto y la atracción que un día generaron tanto interés en este histórico rincón, han desaparecido. En primer lugar, la inseguridad creciente que se vive y padece en plazas y callejuelas. En segundo término, el personal, el vecindario ha cambiado. Mucha suciedad y adicción a la droga. Una atmósfera bastante difícil de soportar. Y han decidido irse. De comprar, no compra nadie.

 

Han pasado ya unos cuantos años desde que este núcleo con tantas huellas y tanta historia, se había convertido en un lugar de atracción de inversores extranjeros. Toda la ciudad de Barcelona representaba una especie de modelo a imitar por otras ciudades europeas. Muchos adjetivos se unían a este deseo. Ambiente, civilización, clima, modernidad, dinamismo, vanguardia.

 

Pero luego todo cambió de rumbo. Una especie de tormenta perfecta. Por una parte los sueños independentistas cambiaron el horizonte ciudadano. La capital catalana se convirtió en el centro de graves disturbios callejeros. La imagen de Barcelona, la ciudad ideal, empezaba a desdibujarse. Y los turistas y los inversores a perder interés en ella. Y más tarde también el mismo Ayuntamiento contribuía a que la imagen continuara degradándose. Quienes mandan hoy en el Consistorio barcelonés, no hace falta insistir en ello, son también los grandes responsables de la situación.

 

Y para ejemplo, lo que se publica estos días en la prensa. Ante la desaparición de los turistas foráneos, los hoteleros en Barcelona han tenido que reducir las tarifas en un 40% para que los clientes nacionales se decidieran a utilizar los servicios de estos centros. Sin una reducción semejante, la ocupación,- afirma el ejecutivo de una importante cadena,- sería solamente del 15% frente a la actual que llega al 60% en algunas ocasiones. Ah, y el 30% de los establecimientos sigue cerrado.

 

Las evidencias son claras, terminantes. Y con la pandemia repuntando, los pronósticos no son positivos.

 

Nos han cambiado la ciudad. Creíamos que la ciudad era nuestra y nos la están usurpando.

 

¿Seguiremos como espectadores?. Habrá que pensarlo. Seriamente.

 

22 de noviembre de 2021

21-11-2021 LO QUE VIENE

¿Os habéis dado cuenta que nos encaminamos hacia un Estado dictatorial “democrático”? Pues si no os habéis dado cuenta, empezad a pensar en ello.

Porque el pronóstico es muy claro. El Estado, cada vez más grande, más fuerte y más omnipotente. La sensación de que en tiempos de pandemia el Estado es más necesario que nunca. El Estado es el que tiene la capacidad y la fuerza para imponer a la población determinadas conductas y nuevos, innovadores patrones. Y que la población lo comprenda y aplauda las medidas que se imponen. Y si no lo comprende es igual. Además decir, afirmar que los dictados del gobierno van contra la libertad individual es pecado mortal. Un atentado contra la salud pública. Y si el Tribunal Constitucional dice que el gobierno fue más allá de lo que establece la Constitución también es igual. En esto nadie va a hacer caso al Tribunal. Y más si ha sido Vox el partido que presentó el recurso.

 

Y en el ámbito económico más de lo mismo . Los presupuestos se cuadrarán a la fuerza y el endeudamiento seguirá creciendo hasta que el Banco Central Europeo nos diga basta. Y con el aumento del presupuesto y el crecimiento desbordado del sector público y la burocracia, crecerá igualmente la presión impositiva sobre el ciudadano, que se irá conviertiendo en un simple siervo de los intereses egoístas del Estado.

 

 

Y para asegurar este turbio escenario, presente ya entre nosotros, el espionaje permanente, día y noche de Internet. El acceso del sector público a todos nuestros datos, a toda nuestra historia. Lo que hemos hecho y hasta lo que no hemos hecho, pero ¡oh asombro!aparece reflejado en las redes sociales.

 

 

¿Ah, pero no estamos en una democracia? Pues ya no sé. ¿Somos libres? Tampoco está tan claro. Yo creo que cada vez lo somos menos. Pero esta regresión se hace de manera tan sutil, casi tan imperceptible, que no nos damos cuenta.

Hasta que sea demasiado tarde.

 

21 de noviembre de 2021